martes, 10 de mayo de 2016

*ALERTAS PARA UNA CIVILIZACIÓN QUE AGONIZA (1ªPARTE)*

No vengo  anunciar el fin del mudo porque todavía no me han comunicado la fecha. No preocuparos, cuando me lo digan os informaré. Ya que no voy a profetizar  sobre tan interesante tema permitid que, al menos, realice unas consideraciones sobre la realidad que me rodea. Esa realidad no es otra que esta vieja nación y  nuestro también anciano continente.



** INTRODUCCIÓN
Inmersos en una profunda crisis pienso que sólo nos estamos fijando en la punta del iceberg, es decir en la situación económica. Pero como suele suceder con esas moles de hielo la parte sumergida es mucho mayor. Permitidme que, en esta ocasión, me dedique a lo que está debajo, la parte oculta, y deje la visible, la economía, para esos especialistas que nos llenan de números e ideas que nunca me gustaron y menos cuando complican la vida  a los demás humanos.

Puede o no que haya buenos economistas, en esto tengo mis dudas pero no las tengo sobre que  nos faltan dirigentes políticos cabales, con sentido común, en una palabra, lo que se llaman hombre de estado. Siento decirlo, pero yo lo veo así, estamos dirigidos, salvo alguna posible excepción,  por una mayoría de personas mediocres que están a mucha distancia de aquellos que pusieron los cimientos para la unidad continental, cimientos que se construyeron con una escala de valores que tenían personas como eran Adenauer, Churchill, Schuman y Gasperi, entre otros.

** CINCO MENSAJES DE AVISO:

1º-Cuando andábamos perdidos entre nuestros egoísmos y sin referencias a esa herencia de valores llegó aquél hombre del este, que ayudó a derrumbar el muro y nos dijo: 

“Te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes. Reconstruye tu unidad espiritual, en un clima de pleno respeto a las  otras religiones y a las genuinas libertades…… Tú puedes ser todavía faro de civilización y estímulo de progreso para el mundo…. (Discurso de Juan PabloII  en el Acto Europeo de Santiago de Compostela el 9 de noviembre de 1982).

Qué hicimos, pues seguir sin hacer caso que es lo nuestro. Somos los más listos y civilizados del mundo y qué nos iba a contar un polaco con sotana blanca. Aquí lo que cuenta es el pensamiento, la razón, la cultura milenaria de nuestros pueblos.

2º-Bueno, pues nos llegó otro, también con sotana blanca, uno de los más brillantes pensadores del último siglo, y nos comentó algo parecido, aunque de otra manera y enfocado desde el punto de vista cultural: 

“………………..  Una cultura meramente positivista que circunscribiera al campo subjetivo como no científica la pregunta sobre Dios, sería la capitulación de la razón, la renuncia a sus posibilidades más elevadas y consiguientemente una ruina del humanismo, cuyas consecuencias no podrían ser más graves. Lo que es la base de la cultura de Europa, la búsqueda de Dios y la disponibilidad para escucharle, sigue siendo aún hoy el fundamento de toda verdadera cultura.” (Discurso de Benedicto XVI al Mundo de la Cultura en su viaje a Francia el 12 de septiembre de 2008).

3º-No había terminado este pensador, humilde pero certero, de lanzar sus mensajes para la revitalización de la vieja Europa y, unos años después, en visita a su propio país, se dirigía a la clase política, enclaustrada en sus mayorías y cotas de poder o en sus minorías rebeldes y dispuestas a cambiarlo todo de cualquier forma. A los responsables del presente y del futuro les decía:

“La política debe ser un compromiso por la justicia y crear así las condiciones básicas para la paz. Naturalmente, un político buscará el éxito, sin el cual nunca tendría la posibilidad de una acción política efectiva. Pero el éxito está subordinado al criterio de la justicia, a la voluntad de aplicar el derecho y a la comprensión del derecho. El éxito puede ser también una seducción y, de esta forma, abre la puerta a la desvirtuación del derecho, a la destrucción de la justicia. 

La cultura de Europa nació del encuentro entre Jerusalén, Atenas y Roma; del encuentro entre la fe en el Dios de Israel, la razón filosófica de los griegos y el pensamiento jurídico de Roma. Este triple encuentro configura la íntima identidad de Europa. Con la certeza de la responsabilidad del hombre ante Dios y reconociendo la dignidad inviolable del hombre, de cada hombre, este encuentro ha fijado los criterios del derecho; defenderlos es nuestro deber en este momento histórico. (Discurso de Benedicto XVI en el Parlamento Federal de Alemania el 22 de septiembre de 2011).


** UN ALTO TRAS EL TERCER MENSAJE:

Me faltan dos mensajes, ya lo sé pero no me gustan los artículos largos. Permitidme, aunque ya los tengo escritos, que deje el 4º y 5º para una 2ªPARTE. Harán su aparción en un par de días. Con ellos pondré mis conclusiones finales. 

Alejandro

LA DOCUMENTACIÓN CITADA  SE PUEDE LEER COMPLETA AQUÍ: 
Pienso que merece la pena dedicar una temporada para ir leyendo, un poco cada día, esta documentación. Enseñan más que otras muchas cosas que otros intentan que nos traguemos. Con ponerlo aquí he cumplido, ahora es cuestión de lo que cada uno quiera hacer.

         1º- Discurso de Juan Pablo II en el Acto Europeo de Santiago de

      3º-  Discurso de Benedicto XVI en el Parlamento Federal de Alemania,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí: